Hoy abierto: 09:30-13:30, 16:00-19:15
Mañana abierto: 09:30-13:30, 16:00-19:15

Los tipos de tos y sus significados

La tos es un reflejo que se produce con el fin de despejar las vías respiratorias de cuerpos extraños o secreciones. Puede ser normal en caso de, por ejemplo, atragantarnos o, en cambio, ser manifestación de una enfermedad cuando es intensa o se presenta por tiempo prolongado. El mecanismo que la genera es complejo y tiene tres fases.
 

FASES DE LA TOS

La primera es la de inspiración, cuando se llenan los pulmones de aire y se abre la glotis, que es la abertura superior de la laringe. En la segunda fase se cierra la glotis y se contraen los músculos respiratorios y abdominales, con lo que se comprime el tórax, aumentando con ello la presión. En la tercera fase se abre la glotis y se expulsa el aire de manera brusca, produciéndose el sonido característico.

la tos y sus significados

TIPOS DE TOS

Es importante conocer los diferentes tipos de tos para poder explicárselo al profesional sanitario en caso de ser necesario. La tos puede presentarse de manera aguda, con pocos días de duración, como en una gripe. También puede ser crónica, prolongándose por semanas o hasta años, como la tos de fumador.

La presencia o no de secreción o flema es una de las características de la tos. En caso de ser seca, generalmente es causada por inflamación de la mucosa que reviste la tráquea y los bronquios. En caso de presentarse con flema, esta se debe a un aumento en el volumen de la secreción que normalmente se produce en los bronquios. Si su coloración es amarillenta o verdosa suele ser síntoma de infección.

La presencia de sangre en la secreción nunca debe tomarse a la ligera. En este caso es imprescindible una inmediata consulta al especialista del aparato respiratorio, el neumólogo, quien realizará las evaluaciones pertinentes a fin de llegar a un diagnóstico.

Algunas otras características que acompañan a la tos pueden ser su frecuencia e intensidad, la aparición nocturna o estacional, presencia de otros síntomas como moqueo nasal, fiebre o ruidos acompañantes, como sibilancias. 

Hay tipos de tos que suelen ser distintivas de la enfermedad que las causa. Son las que acompañan, por ejemplo, a la enfermedad por reflujo gastroesofágico y la tos del coqueluche o tosferina. Cuando se presenta reflujo gastroesofágico es porque el esfínter, que se encuentra ubicado entre el esófago y el estómago, se relaja. El contenido ácido del estómago se desplaza hacia arriba, irritando la laringe; el reflujo puede inclusive pasar a la tráquea. Aparece entonces una tos que generalmente es espasmódica y de predominio nocturno.

En el coqueluche se presenta en paroxismos de cinco a diez golpes de tos intensa, seguidos de un ruido como silbido o ronquido, causado por el esfuerzo al inspirar aire.

Las enfermedades que más frecuentemente producen tos son el resfriado común o gripe, las infecciones agudas de los bronquios y pulmones, las patologías crónicas como asma, bronquitis o enfisema, los procesos alérgicos y el consumo de tabaco.

EL TABAQUISMO Y LOS TIPOS DE TOS

Las personas que han contraído el hábito de fumar presentan, tras un período de consumo, una tos matutina, de corta duración, que ayuda a expulsar la secreción acumulada en la garganta durante la noche. 

Posteriormente, esa tos se hace más frecuente, más persistente y se expulsa un volumen mayor de secreción. Finalmente, la tos se vuelve casi continua y se acompaña de dificultad para respirar, cuando ya se ha instalado un cuadro de enfermedad crónica. 

El tabaquismo causa decenas de miles de muertes por enfermedades crónicas del sistema respiratorio y por diversos cánceres.

En las embarazadas, el efecto del tabaco sobre el feto puede generar abortos, malformaciones, bajo peso y muerte súbita del lactante. Debido al efecto del tabaco sobre el fumador pasivo, es importante que tanto el futuro padre como la embarazada supriman el consumo de tabaco.
 

Listado de categorías